Carlota Monedero, alumna del doble grado en Biotecnología y Farmacia, explica qué cambios y retos le tocará vivir a su generación

Carlota Monedero tiene 19 años y es una chica de 10. De los casi 28.000 alumnos que se presentaron el curso pasado a la EvAU o antigua Selectividad, ella sacó la mejor nota. Ahora estudia un doble grado de Biotecnología y Farmacia en la Universidad Francisco de Vitoria. ¿Para eso hace falta tener una mente privilegiada? «No, la clave está en trabajar todos los días un poco, porque hay tiempo para todo y en éso las chicas somos más maduras, tenemos más sentido de la responsabilidad, por eso sacamos mejores notas», explica en la Razón.

Carlota quiere llegar «lo más lejos que pueda» pero por encima de todo quiere desarrollarse como persona. «Si una mujer decide que lo que quiere es dejar su carrera profesional para cuidar a sus hijos es muy respetable. Hay que acabar con la mentalidad tóxica de aquellos que piensan que esas son mujeres florero. Mi madre abandonó su carrera por sus hijos y le doy las gracias por ello cada día, pero también es igual de respetable aquella que decide acudir a una cuidadora que la ayude para poder compaginar su labor de madre con su carrera profesional». Carlota confía en que en el futuro las cosas cambien. «La mujer no lo tiene fácil porque a veces tiene que elegir entre su carrera o los hijos».

Leer noticia en La Razón

Dejar un comentario

Archivado en Alumnos, La UFV en los medios, Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *