El profesor y artista Dr. Eduardo Zamarro ha comenzado el complejo mural de la Ermita de Cantalejo

El Dr. Eduardo Zamarro ha realizado los bocetos que formarán parte del nuevo complejo mural de la Ermita de Cantalejo, Segovia para la que contará en su equipo con alumnos de la Universidad Francisco de Vitoria. Los trabajos de pintura comenzarán en verano de 2014 y servirán de prácticas a alumnos de Bellas Artes UFV.

Infografía Altar Mayor

Infografía Altar Mayor

El proyecto de pintura mural es para la Ermita de la Virgen del Pinar, en las inmediaciones de la ciudad de Cantalejo, y tiene el propósito de embellecer el templo, para dar esplendor a la liturgia, favorecer la transmisión del Evangelio y servir de testimonio de la fe a las generaciones venideras.

La ermita es de origen románico, aunque ha tenido múltiples reformas, y actualmente carece de decoración. La intervención se centrará en el ábside, y busca su inspiración en la imaginería de aquel origen, como la imagen de la Virgen titular de la ermita.

Puesto que la temática apocalíptica, basada sobre todo en los comentarios de Beato de Liébana, era frecuente en las representaciones pictóricas de aquella época, las figuras y los textos del proyecto se han elegido en consonancia con ello. De este modo, en el fondo del ábside aparecerá un Cristo Pantocrátor con el mundo bajo sus pies y flanqueado por el Tetramorfos, mientras que en la bóveda se aludirá a la Parusía de Cristo ante las tribus de la tierra, de acuerdo con el discurso escatológico del Evangelio de San Mateo y el propio libro del Apocalipsis.

 

La figura del Cristo en Majestad se inspira en el Pantocrátor de Tahull y representa al Salvador entronizado

La figura del Cristo en Majestad se inspira en el Pantocrátor de Tahull y representa al Salvador entronizado

La figura del Cristo en Majestad se inspira en el Pantocrátor de Tahull y representa al Salvador entronizado, como Alfa y Omega, principio y final de toda la creación. Su mano derecha bendice y la izquierda sostiene el Evangelio (Jn 8:12) donde dice: “Ego sum Lux mundi” (Yo soy la Luz del mundo). A sus pies se representa al mundo de modo esquemático de T en O, como es frecuente en los mapamundis de los Beatos, dividido en las tres partes del mundo entonces conocidas: en el centro se encuentra Jerusalén, la parte superior es Asia, la mitad inferior esta divida por el mar Mediterráneo que separa a Europa de África, todo el mundo está rodeado por el Océano con sus peces. El tetramorfos rodea a la mandorla central y todas las figuras se encuentran sobre un fondo de tres franjas siguiendo la simbología románica.

En la parte inferior aparece el el himno que canta el tetramorfos en la liturgia celeste del Apocalipsis  (Ap 4: 8): Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus Omnipotens, Qui Erat, et Qui Est, et Qui Venturus Est! (¡Santo, Santo, Santo, Señor Dios Omnipotente, el que era, el que es y el que vendrá!).

BÓBEDA

En la bóveda del ábside se representará la Parusía del Hijo de Dios ante las tribus del mundo. Los motivos se inspiran en el folio 26 del Beato de Liébana del San Miguel de la Escalada.

La figura central representa a Cristo como el Cordero Pascual del Apocalipsis sobre el libro de los siete sellos, rodeado de veinticuatro puntos que simbolizan a los veinticuatro ancianos. La inscripción sobre fondo dorado cita el Evangelio según San Mateo (Mt 24: 30): “plangent omnes tribus terrae et videbunt Filium hominis venientem in nubibus caeli cum virtute et gloria multa” (se lamentarán todas las tribus de la tierra y verán al Hijo del Hombre venir en las nubes del cielo con poder y mucha gloria).  Aparecen también el sol y luna, como símbolo de que Dios es el hacedor de toda la creación y que su Revelación abarca el cosmos entero.

Bajo los astros se ven unas figuras humanas que representan a todas las tribus del mundo, son nueve tal como viene en el folio 26 del manuscrito medieval, y de sus ojos brotan lágrimas simbolizando la tristeza.

Toda esta composición está rodeada de una cenefa de espigas y trillos como homenaje a la industria de Cantalejo y representación apocalíptica del final de los tiempos.

Lo mismo que en el ábside, los colores ocre, verde y rojo del fondo de la bóveda responden a la representación del paisaje medieval, y se pintarán respetando las técnicas y pigmentos de la época, óxidos de hierro y tierras.

Grado en Bellas Artes de la UFV

El Grado en Bellas Artes de la UFV depende de la Facultad de Comunicación. Es una titulación oficial enmarcada dentro del Plan Bolonia con una duración de 4 años y con un título propio de Experto en Animación y Aplicación 3D en tiempo real que se cursa a la vez que el grado. También existe la posibilidad de realizar simultáneamente la doble titulación de Bellas Artes y Diseño.

Puedes seguir los avances aquí:

http://www.eduardozamarro.com/blog/?p=463

Web del artista y profesor de la Universidad, Eduardo Zamarro: www.eduardozamarro.com

1 comentario

Archivado en Noticias, Profesores

Un Comentario en El profesor y artista Dr. Eduardo Zamarro ha comenzado el complejo mural de la Ermita de Cantalejo

  1. Rafael CASADO

    Que le sobraban estos colores en casa y ha decidido reciclar los en la Ermita? A mi personalmente estos colores son más para una bolsa de Chetoos o Doritos
    No me gusta nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *