Entrevista a Mayte Moreno, profesora del Grado en Biotecnología e investigadora de la Universidad Francisco de Vitoria

Mayte Moreno es profesora del Grado en Biotecnología e investigadora de la Universidad Francisco de Vitoria desde el curso 2011-2012.  Conoció la UFV gracias a Mª Fran Ramos y María Mateo, que ya eran profesoras del Grado en Medicina aquí. Ahora, además de dar clase está llevando a cabo una investigación con células de la glía, similar al estudio que ha sido publicado recientemente. Maite nos explica su importancia en esta entrevista.

Maite Moreno

“La investigación es como una flor que hay que mimar y cuidar para que crezca, pero una vez que lo hace nos deja mucho más de lo que invertimos en ella”

–       Hemos leído una noticia recientemente publicada sobre un hombre con parálisis que ha vuelto a andar. ¿Es esto posible? ¿Cómo?

Efectivamente, esta persona estaba paralizada del pecho hacia abajo, con una lesión muy particular de la médula espinal, una sección de la misma sufrida en un ataque realizado con un cuchillo. El paciente ha sido tratado y ahora mismo es capaz de caminar utilizando un andador. Para ello le han trasplantado un tipo de células muy especiales, las células de la glía envolvente olfativa. Estas células envuelven al nervio olfativo en todo su trayecto desde la nariz hacia el bulbo olfativo en el cerebro, donde conecta. Esto ocurre durante toda nuestra vida puesto que las neuronas que dan lugar a dicho nervio son regeneradas a medida que van muriendo.

Por su papel en el nervio olfativo se pensó en utilizar la glía envolvente cuando se lesionan otras partes del sistema nervioso, por ejemplo la médula espinal. En el caso de este paciente obtuvieron las células a partir de uno de sus bulbos olfativos y se trasplantaron en la médula dañada. El paciente fue también sometido a intensas sesiones de rehabilitación, antes y después del trasplante. Un año y medio después de la operación no han encontrado efectos adversos y el paciente ha recuperado parcialmente el movimiento y la sensibilidad. Ello le permite poder caminar con un andador cuando antes estaba confinado a una silla de ruedas.  Además, hay varios estudios clínicos previos utilizando las mismas células, pero procedentes de la mucosa olfativa en vez del bulbo. Sin embargo, la mejoría descrita en este paciente es muy notoria.

–       ¿Significa que la parálisis tiene cura?

Estamos todos trabajando en ello, en buscar un tratamiento que sea efectivo, diría yo más que cura, puesto que la curación completa hoy por hoy es imposible. Aunque aún queda mucho camino por recorrer, la parálisis por daño medular puede tener un tratamiento efectivo del que hasta ahora no disponíamos, sí.

–       ¿Conoces al investigador? ¿Has hablado con él sobre tu investigación?

Conozco a uno de los investigadores implicados en el estudio, el profesor Geoffrey Raisman. Y estoy bien informada de su investigación puesto que le invitamos al congreso en reparación medular que la Fundación Step by Step, de la que soy asesora científica, organizó en Barcelona el año 2011. Esta Fundación trabaja para el avance de la investigación con posibilidades de aplicación en la clínica. Además he coincidido con él en otras ocasiones. Con respecto a este estudio clínico en concreto aún no he hablado con el prof. Raisman, aunque tenemos previsto invitarle a una reunión en un futuro cercano.

–       ¿Se puede llevar a cabo esta técnica curativa en España?

En España hay excelentes Neurocirujanos y sí que sería factible realizar esta técnica curativa. Es necesario, sin embargo, proceder con mucha cautela a la hora de realizar este tipo de intervenciones para no dañar más a los pacientes, y además la mayoría de las lesiones de la médula son de diferente tipo al de este caso. Sin embargo, varios grupos en Europa están planeando estudios clínicos con estas células.

–       Tú estás desarrollando un estudio similar en la UFV. ¿Nos puedes hablar de él?

Nosotros trabajamos con las células de la glía envolvente olfativa humanas, de las que tenemos líneas inmortalizadas que pueden crecer indefinidamente en cultivos. Con ellas tratamos de caracterizar cuales son los mecanismos mediante los cuales estas células son capaces de promover la regeneración nerviosa. Para ello utilizamos modelos en cultivo y modelos en animales de lesión de la médula espinal y del nervio óptico.

–       ¿Cuáles son los resultados de tus investigaciones en este sentido?

Hemos caracterizado varias moléculas que explican en parte la capacidad de estas células para promover regeneración del sistema nervioso, y pretendemos identificar nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de las lesiones del sistema nervioso central, incluida las de médula y del nervio óptico. Para ello tenemos abierta una colaboración con la Dra. Marta Agudo de la Universidad de Murcia, especialista en el sistema visual. Asimismo, tenemos contacto con los grupos que trabajan en regeneración de la médula espinal, con los que organizamos el congreso bianual en Barcelona que comentaba antes, y con los que planeamos futuras colaboraciones.

–       ¿Quiénes forman tu equipo?

Formamos el grupo de Neurorregeneración, en la línea de investigación en Neurobiología de la UFV. Mi equipo está codirigido por el doctor Javier Sierra, y forman parte de él las doctoras Mª del Carmen Turpín Sevilla e Irene Herruzo, todos profesores de esta universidad. Además estamos en búsqueda activa de becas predoctorales que puedan financiar la realización de tesis doctorales con nuestro grupo.

–       Si quieres añadir algo…

Me gustaría añadir que es importante que podamos continuar nuestra investigación para seguir avanzando en este campo apasionante. Para ello necesitamos fundamentalmente tiempo en el laboratorio y financiación.  Le agradecemos a la Universidad Francisco de Vitoria, y en especial al departamento de Biotecnología, su confianza y su apoyo. Asimismo, la financiación de nuestro proyecto por parte de la UFV es fundamental para poder seguir investigando. Por otro lado, estamos continuamente solicitando financiación externa y de hecho hemos conseguido un proyecto de la Fundación Mapfre, aunque ya ha finalizado. Pero esperamos conseguir financiación adicional a no mucho tardar ya que hemos presentado el proyecto para evaluación en el Plan Nacional del Ministerio y en varias convocatorias de diferentes fundaciones.

Finalmente, sólo decir que la investigación es como una flor que hay que mimar y cuidar para que crezca, pero una vez que lo hace nos deja mucho más de lo que invertimos en ella. Mi opinión es que hay que seguir favoreciéndola en la medida de nuestras posibilidades, y que esto es lo que hará que nuestro país avance en el futuro.

1 comentario

Archivado en General

Un Comentario en Entrevista a Mayte Moreno, profesora del Grado en Biotecnología e investigadora de la Universidad Francisco de Vitoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *