Jaime Martínez Cortázar, director de Orientación e Información Universitaria de la UFV, explica por qué Aula es una buena oportunidad para la orientación universitaria

Según un estudio publicado por el Ministerio de Educación, el 19% de los universitarios españoles abandona sus estudios de grado durante el primer año y solo el 50% de los estudiantes de enseñanza superior finalizan la carrera que comenzaron. A este dato tan desalentador le podríamos añadir otro más: según un informe que realizamos en la Universidad Francisco de Vitoria a una muestra de 2.276 alumnos de bachillerato de toda España, el 29,5% de los encuestados afirmaba que durante el curso previo a su incorporación a la universidad habían recibido en su colegio o instituto orientación para elegir grado, pero que creían que esa información no era suficiente y que deberían haberles dado más herramientas para ayudarles en su decisión.

A la vista de estos datos cabe preguntarse: ¿estamos realizando correctamente la labor de orientación para ayudar a los alumnos preuniversitarios a elegir el grado que deben estudiar? Hay que tener en cuenta que esta es una de las decisiones más importantes en la vida de un estudiante y no es tarea fácil: es necesario que el alumno conozca bien sus capacidades y habilidades y, al mismo tiempo, que tenga una buena información sobre la oferta educativa en cuanto a grados, especialidades y universidades para conocer cuáles son las que más se ajustan a su situación particular.

Para nuestra universidad siempre ha sido muy importante la labor de los servicios de orientación y por eso dedicamos muchos recursos y esfuerzos a esta labor: jornadas de puertas abiertas como la que celebraremos el 24 de febrero, campamentos de verano como Summer Campus, un programa de aprendizaje creativo en el que los alumnos pueden probar por unas horas cómo sería su futura profesión, programas para promocionar el talento de los preuniversitarios como Becas Europa, etc. En definitiva, iniciativas que ayudan a los alumnos a realizar previamente ese ejercicio de autoconocimiento, sabiendo quiénes son, cuáles son sus habilidades y capacidades y cómo pueden canalizarlas mejor.

Por eso es fundamental para las universidades comunicarnos de manera directa y eficaz con nuestros posibles alumnos. Y esto es precisamente lo que se hace en ferias como Aula: los centros tenemos la posibilidad de mostrar a los futuros universitarios nuestra oferta y de resolverles cara a cara las dudas que puedan tener sobre su educación superior.

Para la Universidad Francisco de Vitoria este tipo de ferias nos dan la oportunidad de tener un contacto directo con los estudiantes y nos proporciona una información muy útil: cuáles son sus inquietudes a la hora de elegir sus estudios superiores, qué tendencias están imperando en la demanda de grados, qué valoran más en una universidad, qué esperan de esta nueva etapa tan importante en sus vidas…

Para el alumno que busca ser asesorado es muy cómodo acudir a la feria, ya que obtiene lo que necesita de forma rápida y cómoda, pero es fundamental que las universidades hagamos una labor previa de reflexión sobre las cuestiones que podrían interesar a los asistentes y que pongamos a su disposición a orientadores que sepan resolver sus dudas y proporcionarles toda la información que puede serles útil.

Por todo ello, estos eventos son una excelente oportunidad para tener un contacto directo con quienes van a acudir a nuestros centros en los próximos años y son el mejor escaparate para mostrar nuestras virtudes ante la comunidad educativa.

Leer artículo en El Economista

Dejar un comentario

Archivado en Artículos de opinión, General, Noticias, Profesores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *